Las tasas de obesidad alcanzan máximos históricos en más estados de EEUU

22 mayo, 2014

Las tasas de obesidad adulta aumentaron en seis estados de Estados Unidos y no bajaron en ninguno el año pasado, y en más estados que nunca, 20 de ellos, al menos el 30 por ciento de los adultos es obeso, según un análisis publicado el jueves.

Las conclusiones, de Trust for America’s Health (TFAH) y la Fundación Robert Wood Johnson, están basadas en datos del Gobierno federal.

Sugieren que el problema podría estar empeorando pese a una amplia campaña contra la epidemia de la obesidad en la que participa la primera dama Michelle Obama y muchos otras personalidades, además de incontables programas para atajarla.

De 2011 a 2012, por contra, la tasa de obesidad aumentó en sólo un estado.

La tasa de obesidad de adultos en 2013 superó el 20 por ciento en cada estado, y 42 de ellos tienen tasas por encima del 25 por ciento. Por primera vez dos estados, Misisipi y Virginia Occidental, subieron por encima del 35 por ciento. Un año antes, 13 estados superaban el 30 por ciento, y 41 tenían tasas de al menos el 25 por ciento.

La tasa de obesidad en adultos aumentó el año pasado en Alaska, Delaware, Idaho, Nueva Jersey, Tennessee y Wyoming.

La obesidad se define como un índice de masa corporal (IMC) de 30 o más, donde el IMC se calcula dividiendo el peso (en kilogramos) entre la altura (en metros) al cuadrado. El sobrepeso se define como un IMC de entre 25 y 29,9.

En todo EEUU, las tasas de obesidad siguieron siendo de en torno a un tercio de la población adulta, según el estudio «The State of Obesity: Better Policies for a Healthier America».

Las tasas de obesidad infantil se han estabilizado, con alrededor de uno de cada tres con edades entre 2 y 19 años teniendo sobrepeso u obesidad en 2012, niveles comparables a los de la última década.

Continuando una tendencia de hace años, nueve de los 10 estados con mayores tasas de obesidad están en el sur del país. El oeste y el noreste tienen los IMC más sanos, mientras que Colorado tiene la menor tasa de obesidad entre adultos, un 21,3 por ciento.

La obesidad también tiene una relación demográfica. Hay mayores tasas correlacionadas con la pobreza, que está asociada a una menor disponibilidad de comida sana y menor seguridad para caminar por el vecindario y a que los niños puedan jugar y hacer ejercicio. Por ejemplo, más del 75 por ciento de los afroamericanos tiene sobrepeso o es obeso, frente al 67,2 por ciento de los blancos.

«Las tasas de obesidad son inaceptablemente altas, y las disparidades en ellas son profundamente alarmantes», dijo Jeffrey Levi, director ejecutivo de TFAH.

No hay comentarios

Deja una respuesta